Compartir
Publicidad

Gama híbrida de Toyota. Presentación y prueba en Valladolid (Parte 2)

Gama híbrida de Toyota. Presentación y prueba en Valladolid (Parte 2)
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la primera parte sobre la gama híbrida de Toyota tratábamos un poco lo referente al Toyota Prius enchufable y sus diferencias con el Prius convencional y también el restyling de este último por lo que podemos hablar de Prius 2012 y de lo que cambiaba respecto a la versión de 2009.

Hoy nos toca hablar del resto de la gama híbrida, el Toyota Auris HSD y el Toyota Prius + y de lo que nos pueden aportar estos dos modelos. Ese tipo de cosas que no te da un Prius normal. Antes de que me lo preguntéis, no, no voy a hablar del Toyota Yaris HSD y eso que es una de las novedades más candentes que tiene esta gama híbrida de Toyota.

Por temas de organización no pudimos probar el pequeño utilitario híbrido y eso que ganas no nos faltaban, por lo que del Yaris HSD hablaremos en otro momento. Sin más dilación os invito a que descubráis conmigo el resto de la gama híbrida de Toyota.

Toyota Prius+ frontal

Toca sacar el lado familiar: Probamos el Toyota Prius+

Si en la primera parte os dije que tenía muchas ganas de coger el Prius enchufable lo mismo me pasó esta vez con el familiar. El Prius + es un coche totalmente novedoso por tratarse del primer monovolumen híbrido de siete plazas que se vende en Europa.

El coche ha aumentado todas sus cotas. Ha crecido en altura, en anchura y en longitud como ya os contamos en la presentación específica del modelo. Lo que más me ha gustado de este Prius+ es que incorpora muchas soluciones modulares para que la vida a bordo y la practicidad del vehículo sean máximas.

De hecho me quedé asombrado con el espacio interior y la habitabilidad del coche que aumentan muy considerablemente respecto al Prius normal. Los asientos de la segudna fila son idependientes con respaldos reclinables y se desplazan longitudinalmente para elegir entre tener más espacio para las piernas o más maletero detrás.

Toyota Prois+ monovolumen lateral

En esta segunda fila se viaja muy muy cómodo. Sin embargo no puedo decir lo mismo de la tercera fila de asientos que nos ofrece esas dos plazas “extra” para llegar hasta siete. El acceso es un poco precario y casi hay que hacer contorsiones para entrar, y eso que yo soy un mozuelo de 21 años.

Pero no acaba ahí la cosa y es que el espacio una vez que te sientas es bastante reducido, tanto que a mi me pegaban las rodillas con el respaldo del asiento de adelante. Desde luego, estas dos plazas “extra” están bien para una emergencia o para ocasiones puntuales, pero salvo que llevemos a niños en ellas, no son recomendables para usarlas con frecuencia.

Cuando llevas todos los asientos traseros colocados, el maletero se ve seriamente mermado y apenas queda espacio para trasportar más de dos o tres maletas. Siendo sinceros, estamos hablando de un coche de poco más de 4,6 metros de largo. Se pueden aplicar soluciones de espacio ingeniosas pero los diseñadores tampoco pueden hacer magia.

toyota Prius+ monovolumen 3/4

Eso en cuanto al tema del espacio y la practicidad, pero no solo en eso gana el coche. El interior también mejora sustancialmente respecto del Prius convencional. Ahora los materiales son de mejor calidad visual y hasta podemos tocar plásticos blandos en la zona superior del salpicadero. Todo un acierto por parte de Toyota.

Los mandos de la climatización también son de otros materiales con mejor apariencia y en general me resultó mucho más cómoda de manejar por el gran tamaño de la rueda selectora y el buen tacto de los botones. También cambia la situación de la palanca de cambios, mucho más acertada en mi opinión, que pasa al salpicadero, justo a la derecha del volante.

Ahora la consola centran, aunque de dimensiones muy generosas, es prácticamente inutilizable. ya no tiene casi huecos para poner objetos y es que los diseñadores tuvieron que ubicar las baterías en su interior para tener espacio sobre el eje trasero donde colocar la tercera fila de asientos.

Toyota Prius+ interior

La instrumentación ha mejorado visualmente pero ha empeorado informativamente. Me explico: Ahora el tablero, que sigue ubicado en el centro del salpicadero, tiene una mejor apariencia ya que usa indicadores de diversos colores y con formas mas atractivas que en el Prius convencional cuyo display de matriz de puntos solo maneja tres tonos de verdes y un rojo, muy años 80.

En el Prius + el cuadro da una apariencia más moderna y tecnológica sin embargo la información está peor estructurada y es más difícil de leer. Básicamente por la barra ECO. Quien tenga un híbrido de Toyota sabe de lo que hablo y es que estos coches se conducen mirando la barra ECO constantemente.

En el Prius + este indicador se ha visto relegado al margen izquierdo del cuadro y ha perdido mucho en nitidez. Pero no acaba ahí la cosa y es que ahora tampoco se puede visualizar en el HUD del coche el cual solo es capaz de mostrarnos la velocidad del coche.

toyota Prius+ llantas

En general, y a modo de resumen he de decir que he quedado gratamente impresionado por este Prius + tanto en habitabilidad y espacio como en calidad de los interiores. Pero ahora viene el punto que a mi más dudas me generaba: la conducción y la dinámica del coche.

Toyota Prius+: ¿Qué tal se conduce?

El Prius + lleva exactamente la misma planta motriz que el Prius convencional salvo por las baterías que ahora son de litio, bastante más ligeras y pequeñas. Sin embargo el coche es considerablemente más grande, pesado y menos aerodinámico por lo que a la hora de conducirlo hay una notable diferencia.

Desde que coges el coche lo primero que te llama la atención es la dirección asistida. Es mucho más blanda que en el resto de coches de la gama, tanto que la puedes mover con un dedo. Para maniobrar y a bajas velocidades he de reconocer que es una delicia pero en carretera cambia la cosa.

Toyota Prius+ monovolumen trasera

A mi sinceramente me parece demasiado blanda en estas situaciones, blanda y poco informativa. Una vez te acostumbras a ese tacto especial de la dirección te das cuenta del siguiente problema: el coche es un poco perezosillo. El incremento de tamaño y peso se nota desde el primer momento y es que al coche le cuesta más moverse.

No digo que el coche esté muerto. Digo que en términos relativos, comparado con el resto de la gama es un coche más lento. Potencia hay suficiente para rodar todo el conjunto con solvencia o para circular por autovía a velocidades legales sin problemas pero maniobras como adelantar a mi se me antojaban ligeramente complicadas con la potencia de que disponía bajo mi pie derecho.

Para un uso urbano tendremos potencia más que de sobra. Y en autovía este coche puede mantener los 120 Km/h sin problemas incluso en subidas. Como digo, el problema está más bien en carreteras de doble sentido donde las fuertes pendientes y los adelantamientos pueden ser el talón de Aquiles del Prius+.

Toyota Prius Plus monovolumen maletero
En la configuración de 5 asientos el Prius+ goza de un magnifico maletero

De consumos no anda nada mal si tenemos en cuenta el tipo de coche que es. En carreteras secundarias y ciudad es normal ver la media del consumo por debajo de los cinco litros. En autovía, si bien el consumo es superior, a velocidades legales en ningún caso debería de exceder los seis litros cada 100 kilómetros.

Otra de las cosas que no me han acabado de gustar es el aplomo del coche. Y vuelvo a lo mismo. En autovía bien, estable sin más, pero en las carreteras secundarias donde se desarrolló gran parte de la prueba la suspensión trasera me trasmitía poca confianza. Si circulamos en modo “madre” tranquilo y sin prisas no hay ningún problema ya que el coche es muy cómodo y leal.

Los inconvenientes vienen cuando empiezas a coger las curvas rapidillo y notas como la carrocería balancea de la parte de atrás del coche. Cada vez que coges una curva y luego enderezas la dirección, la suspensión trasera se mueve de un lado a otro contrabalanceando.

Toyota Prius+ monovolumen maletero
Con las 7 plazas operativas el maletero es más testimonial

Esa leve sacudida es la que me daba malas vibraciones cada vez que cogía una curva rápido. Desde luego, me trasmite menos confianza yendo ligerito que el Prius o el Auris HSD. Personalmente pienso que la causa es el tarado de la suspensión trasera blanda y de eje torsional. Desde luego no es un coche indicado para correr o para ir buscando los límites sino que invita a una conducción más suave y relajada.

A modo de resumen, del Prius+ puedo decir que gana enormemente en habitabilidad, practicidad y confort, pero que por e contrario lo pierde en conducción y dinámica. Hay que teneren cuenta que es un automóvil de corte familiar para ir con los niños a cuestas y que está diseñado para resultar un coche cómodo, esto tampoco supondrá un drama para los posibles compradores.

Auris HSD hibrido

Auris HSD: un compacto muy equilibrado

Si os soy sincero, a mi el Toyota Auris HSD nunca me llamó mucho la atención y hasta esta presentación, de todos los híbridos de Toyota era el último que me compraría. Siempre he pensado que el Auris HSD era algo así como un Prius pero más pequeño, más soso, más gastón y algo más barato.

Idiota de mi. Nada más lejos de la realidad. Fijaros si ha cambiado mi opinión respecto a este coche que después de conducirlo durante 60 kilómetros ahora es el que más me gusta de toda la gama. Tiene un toque diferenciado, un “algo” que no posee el resto de sus hermanos.

Pero vayamos por partes. Primero el diseño y los interiores. El Auris HSD se presentó en 2010 y la verdad es que ya no es una novedad para nadie. En Motorpasión ya lo hemos probado con anterioridad por si os interesa leer una prueba más detallada.

Auris HSD salpicadero interior

Por fuera el coche es igual que los Auris normales salvo por la parrilla cromada, las luces LED diurnas, la forma especial de los parachoques, las llantas diferenciadas y los logos híbridos. En cuestiones de diseño hay gustos para todos, pero en concreto, para mi el Auris HSD tiene un diseño un poco insustancial.

Pero hay un dicho popular por ahí que dice “la belleza está en el interior” y el Auris HSD comulga al 100% con esa idea. Por dentro me parece un coche muy correcto, con una calidad visual elevada en comparación al resto de la gama híbrida.

Los materiales y la forma del interior desde luego me parecen bastante más atractivos, y la instrumentación está en el lado izquierdo que, en mi humilde opinión, es donde deben estar estas cosas. Yo soy de los que piensa que es el conductor el que tiene que ver los relojes y no el copiloto.

Toyota Auris HSD cuadro instrumentos

Y hablando de relojes, se vuelve a recuperar la instrumentación analógica con dos grandes esferas, una para la velocidad y la otra representa el indicador del sistema híbrido también conocido como la barra ECO.

Esto es cuestión de gustos pero yo en ese aspecto soy más clásico y prefiero un cuadro de relojes y agujas como el del Auris HSD a pantallas multi-información y displays digitales como en el Prius y el Prius+. La información es más directa e inmediata. No hay que leer ningún dígito, solo con ver la posición de la aguja ya estás informado.

En materia de conducción el Auris HSD me ha dejado muy buen sabor de boca. Es un coche que va francamente bien. Rueda muy limpio y transmite una sensación de aplomo muy buena. La suspensión tiene el tarado justo, es lo suficientemente blanda para circular cómodo y lo suficientemente dura para ir ligero en zona de curvas.

Toyota Auris HSD  Yaris HSD

El coche en carreteras secundarias con muchas curvas me ha parecido muy estable y divertido. De potencia, tiene esos 136 caballos ya que el sistema HSD es el mismo que montan el Prius y el Prius+. Es un coche menos grande aunque más pesado que el Prius convencional. Aun así, da la sensación de andar algo más.

Como digo, no creo que este coche tenga un carácter deportivo ni tampoco lo busca, pero de toda la gama es el que más te incita a pisarle y con el que más te diviertes conduciendo.

De consumos va muy en la linea del Prius convencional, si cabe son ligeramente más altos, pero estamos hablando de décimas. Durante los 100 kilómetros aproximadamente que duró la ruta, la gran mayoría de ellos por autovía a 120 Km/h con la climatización funcionando, el tablero del coche marco 4,9 l/100 Km.

Auris HSD Frontal

En resumidas cuentas, este “pequeño” Auris me ha encantado. Una alternativa muy válida tanto en ciudad como en carretera al Toyota Prius. La única pega reseñable es la poca capacidad del maletero fruto de ubicar las baterías híbridas bajo este.

Espero que los ingenieros de Toyota arreglen este problema para las sucesivas generaciones del Auris HSD ya que en otros híbridos como el Yaris, las baterías no le restan capacidad al maletero. Aun con este problema, sigue siendo una alternativa muy a tener en cuenta en el segmento de los compactos. Por su fiabilidad, practicidad, economía y precio.

Auris HSD maletero

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión Futuro | Gama híbrida de Toyota. Presentación y prueba en Valladolid (Parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos