Sigue a Motorpasión Futuro

Parte Europeo de Accidente

Pongámonos en situación, estamos en 2030, los vehículos con conducción autónoma total han llegado al mercado y sus sistemas de seguridad y responsabilidades aseguran que la conexión entre unos y otros, sumado a los sistemas de lectura del entorno, evitarán cualquier accidente. Entonces, si sé que no voy a tener ningún accidente ¿qué pasa con el seguro?

Bob Hartwig, economista y presidente del Instituto de Información de Seguros norteamericano ha hablado recientemente sobre ello, y lo cierto es que a día de hoy, pese las numerosas pruebas realizadas por vehículos como el de Google, todo depende de la legislación que se acabe asumiendo y el futuro de este tipo de sistemas a nivel público.

Si se reducen los costes asociados con los accidentes de vehículos, entonces sí, los costes deberían reducirse. Pero alcanzar ese punto es otra cuestión (quedarán años de estudios por parte de las aseguradoras de por medio), estamos en la primera página del primero de los capítulos.

Por supuesto hay muchas variables que quedan fuera de dicha ecuación, y es que aunque el coste del seguro se reduciría, aún habría que tener en cuenta robos, daños ocasionados por terceros que desaparecen sin dejar rastro, partes por daños propios.

Sea como sea, es otro tema que siempre suele quedar en un segundo plano y probablemente es algo que acabará interesando a la población. Ya sabéis que eso de ahorrarse un buen pico es algo que siempre cuaja entre el público. Pero entonces aparece la otra parte de la pregunta, ¿qué pasará con las aseguradoras si este tipo de movilidad alcanza cotas masivas?

Vía | The Wall Street Journal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios