Sigue a Motorpasión Futuro

Mercedes-Benz sistema reconocimiento señales de entrada prohibida

Mercedes-Benz acaba de presentar la evolución de su sistema de reconocimiento de señales de tráfico. La cámara colocada por el interior del parabrisas, a la altura del espejor retrovisor, además de las de velocidad y adelantamiento, ahora también reconoce las señales de entrada prohibida (o dirección prohibida).

En caso de que por descuido o mala comprensión de las señales de tráfico, el conductor de un coche intentara entrar en una calle de sentido único en dirección contraria, o a una autopista o carretera, el sistema hace sonar una alerta sonora y salta un mensaje visual en la pantalla de la computadora en el cuadro de instrumentos.

BMW también tiene un sistema similar

Para no faltar a la verdad hay que decir que la también marca alemana BMW ya tenía un sistema muy parecido un poco antes que Mercedes-Benz, aunque en este caso utiliza la información grabada en los mapas del sistema de navegación GPS del coche.

El sistema de Mercedes-Benz verifica lo que ven las cámaras también con los datos del GPS. Si nieva intensamente la cámara puede tener problemas para reconocer bien las señales, es la limitación que por ahora tiene esta tecnología. Este tipo de sistemas reducirían al mínimo la posibilidad de encontrarse conductores kamikazes conduciendo en sentido contrario en las autopistas.

Mercedes-Benz Clase E 2013 03

Los primeros modelos de Mercedes-Benz en poder montar este nuevo sistema de reconocimiento de señales de tráfico son el restyling del Clase E y el nuevo Clase S que será lanzado este año. Por ahora empezará a funcionar en Alemania, pero la marca dice que poco a poco lo irá incorporando en más modelos y países.

El fabricante alemán justifica la necesidad de este sistema debido a los preocupantes datos estadísticos que hay al respecto. Solo en Alemania en los últimos tres meses más de 25 personas han fallecido en accidentes de tráfico, sin tener la culpa, al colisionar con otro vehículo que circulaba indebidamente en sentido contrario en autopistas y carreteras.

Los conductores kamikazes, o conductores fantasma, como prefieren llamarlos en Alemania, ascienden anualmente a unos 1.700 casos según el departamento federal de transporte, pero según ADAC son aún más, unos 2.800 casos al año.

Siendo estos sistemas un muy buen aporte para mejorar la seguridad, no debemos olvidar el gran inconveniente que también presentan: para que de verdad se note su efecto, todos los coches deberían montar un sistema así, ya que todos los coches que ya circulan por las carreteras, o todos los nuevos que se vendan sin el sistema, seguirán pudiendo entrar en sentido contrario por descuido.

En Motorpasión Futuro | Volvo: nuevo sistema de frenado automático en las intersecciones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios