Compartir
Publicidad

La NASA contra el piloto automático de Tesla: creen que los humanos no estamos preparados para esta prestación

La NASA contra el piloto automático de Tesla: creen que los humanos no estamos preparados para esta prestación
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida por NASA, ha incluido su opinión en el debate que hace un par de meses saltó a la escena pública tras conocerse el fatídico accidente con el piloto automático del Tesla Model S. Y aunque ya han pasado varias semanas, lo cierto es que las declaraciones vertidas en la publicación Scientific American por los expertos de la agencia no dejan de tener interés, dado a que es un asunto en el que ellos mismos llevan trabajando décadas.

El punto de mira se ha centrado en la llamada conducción semi-autónoma, es decir, aquella que no lo es plenamente y que es además una etapa previa a alcanzarla, y en la que parece que nos encontramos. En la NASA, llevan mucho tiempo estudiando las relaciones entre estos sistemas y los pilotos, y por lo que cuentan, poner a disposición de los conductores pilotos automáticos no es tan buena idea.

Y es que los efectos psicológicos de la automatización no son ajenos ni extraños para la NASA. Como decimos, llevan décadas de estudios al respecto, de ahí las palabras de Stephen Casner, psicólogo investigador de la NASA:

Lo que escuchamos a los pilotos es que tienen problemas tratando de supervisar la automatización. La labor de estar sentado y observar un sistema que funciona de maravilla es extenuante. De hecho, es extremadamente difícil para los humanos monitorizar de forma precisa un proceso repetitivo durante largos periodos de tiempo. Es lo que se llama "mantenimiento de la vigilancia" (...)

De ahí que en la NASA no duden en infravalorar la propia demanda y utilidad como prestación del piloto automático de Tesla Motors, aseverando que nadie va a comprar un coche parcialmente autónomo para supervisar una automatismo, sino que el verdadero interés reside en la conducción autónoma en sí.

También ven problemas en la clasificación de niveles de la Administración Nacional de Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos (NHTSA) creada, precisamente, para identificar los acercamientos hacia la conducción autónoma, y que más o menos ha sido asimilada por los fabricantes en sus objetivos.

Hablan en concreto de la fase 3, en la que se encuentra precisamente el piloto automático de Tesla, en la que según la NHTSA "se espera que el conductor esté libre para el control ocasional del vehículo, pero con suficiente tiempo de transición". Un tiempo que según la NASA, no existe para el caso de los conductores que se enfrenten a algún evento en carretera.

En Motorpasión Futuro | Probar coches autónomos en China queda prohibido mientras no exista una normativa que lo regule

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos