Induct pone a disposición de estudiantes universitarios un vehículo lanzadera autónomo

Sigue a

Posiblemente el gran problema de la conducción autónoma es equipararla a la conducción habitual, la de carreteras secundarias, autopistas y vehículos moviéndose a gran velocidad. ¿Pero qué ocurre cuando el escenario está mucho más controlado, sin vehículos que puedan chocar entre ellos y velocidades bajas?

Eso es precisamente lo que propone la firma francesa Induct, que ha entregado a una universidad suiza su primer vehículo autónomo para que sirva de transporte dentro del campus. Los estudiantes e integrantes del campus pueden solicitar la recogida del vehículo vía smartphone, y una vez dentro escoger en una pantalla táctil los distintos destinos disponibles.

No supera los 20 km/h y cuenta con GPS, cámaras 3D y sensores que le permiten reconocer objetos a 50 metros, saber si están quietos o en movimiento y recalcular su ruta valiéndose de la información obtenida. Ahora Induct planea llevar la idea a otras universidades, pero también buscando introducirla en ámbitos como aparcamientos de gran escala, zonas para peatones o centros comerciales.

Vídeo | YouTube
Vía | Smart Planet
En Motorpasión Futuro | Continental intensifica su investigación sobre la conducción autónoma y pone fecha a su proyecto

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario