Síguenos

Volkswagen Park Assist

No hace tantos años que se presentaron los sistemas de aparcamiento automático, y aunque poco a poco son más las marcas que tienen uno de estos sistemas, en general está reservado a modelos de coches premium o con carácter premium, y todavía pocas marcas generalistas lo incluyen en modelos asequibles.

En general suelen ser un equipamiento opcional con sobreprecio, o bien incluirse en los acabados más altos de gama. Un sistema de aparcamiento automático es aquel sistema electrónico que emplea sensores de distancia en los paragolpes delantero y trasero, normalmente de ultrasonidos, y que controla la dirección con precisión durante la maniobra de aparcamiento, gracias a un electromotor, dejando al conductor la tarea de insertar la marcha hacia atrás o hacia adelante y pisar el acelerador o el freno.

Los sensores en los laterales de los paragolpes miden en dirección transversal los huecos que haya en el aparcamiento, identifican uno en el que quepa el coche y avisan al conductor. La holgura necesaria para aparcar se ha reducido al evolucionar y actualizarse el sistema. En la pantalla multifunción del cuadro se le indica al conductor cuando debe insertar la marcha, cuando acelerar y cuando frenar.

Ahora mismo habría que llamar a estos sistemas semiautomáticos, pues el coche no realiza todas las operaciones requeridas para realizar la maniobra de aparcamiento por sí solo. Con lo que está avanzando la conducción autónoma, es muy probable que dentro de unos años los coches lo hagan todo sin que el conductor tenga que intervenir (con una caja de cambios automática de gestión electrónica de por medio, claro).

Audi y Volkswagen tienen su sistema (la marca de Wolfsburg lo llama Park Assist), Lexus y Toyota también tienen uno (el de Toyota se llama Inteligent Parking Assist, y en España lo conocimos en el Toyota Prius de tercera generación allá por el año 2010).

Mercedes-Benz (Active Park Assist) y BMW (Park Assistant) no se quedan tampoco sin su sistema, y Volvo lo ha incorporado recientemente en su nuevo V40 (Park Assist Pilot lo llaman los suecos). Range Rover también se apunta a la lista.

Entre las generalistas hay que citar a Opel, que lo ofrece en opción en el Opel Insignia (sistema de aparcamiento pilotado lo llama), a Kia, en el Óptima, y también a Ford, que lo ofrece, además de en otros, en un modelo compacto de segmento C, el Focus (Active Park Assist lo llama la marca norteamericana).

Según lo completo del sistema empleado por cada marca, el asistente puede identificar espacios para estacionar solo por la derecha, o por la derecha y la izquierda, y también puede estacionar en batería, además de en línea.

El precio de uno de estos sistemas es variable, dependiendo de la marca, y además a veces está incluido dentro de un paquete con más elementos. Por ejemplo en Ford cuesta 550 euros para el Focus, pero suele ser frecuente que se incluya de regalo en el acabado más alto, el Titanium.

¿Qué pensáis de estos sistemas? ¿os parecen útiles o inútiles? ¿os compraríais un coche con uno de estos sistemas? ¿lo usarías? Dadnos vuestra opinión.

Vídeo | (1)YouTube, (2)YouTube, (3)YouTube
En Motorpasión Futuro | Cómo funciona el coche autónomo de Google

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios