Compartir
Publicidad

BMW ConnectedDrive, la conexión entre coche y conductor evoluciona

BMW ConnectedDrive, la conexión entre coche y conductor evoluciona
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las nuevas tecnologías de asistencia a la conducción y ampliaciones de información prometen evolucionar aún más con la llegada de BMW ConnectedDrive, un sistema que amplifica la conexión entre conductor y coche que incorporarán los modelos Serie 5, Serie 6, Serie 7, X5 y X6, siempre variando dependiendo de las posibilidades del coche y los paquetes de equipamientos escogidos.

Hablamos de un paso más allá en cuanto a comodidades y facilidades, ya no solo en materias de seguridad y conducción que a priori se nos antoja lo más importante, sino también teniendo en cuenta el vehículo como un alternativo e inusual centro de ocio y trabajo durante nuestros trayectos.

Basándonos en esos dos últimos puntos se destaca el sistema de música, que contará con un visor de carátulas, streaming de audio mediante Bluetooth y actualizaciones online de neustra biblioteca musical. Por otro lado BMW Office nos permitirá conectar nuestro teléfono móvil y usar la tarifa de datos del mismo sin necesidad de adquirir y pagar una conexión a internet propia del vehículo.

Eso nos permitirá que el vehículo se convierta en nuestro asistente personal, gestionando y leyendo nuestros correos y mensajes de texto, además del clásico control por voz de nuestra agenda. Todo enfocado a garantizar al seguridad del conductor y los que le rodean evitando las distracciones al máximo.

En materia de seguridad, además de los clásicos avisos por GPS, alertas por cambio de carril y colisiones, también encontramos asistencias que pretenden garantizar nuestra visibilidad. Estas se aglutinan en los sistemas de visión nocturna con cámara infrarroja para detección de personas o animales en la carretera y las cámaras laterales, todas transmitiendo información directamente a la pantalla del vehículo. Por otro lado contaremos con un asistente de luz que de forma autónoma regulará la intensidad de los faros dependiendo de las necesidades de la vía.

Por último BMW se ha centrado en lo necesario para que la deplorable costumbre de aparcar de oído pase a mejor vida. Además del Park Assitant para que el coche se aparque de forma autónoma, también incluirá un sistema llamado Surroud View, con cinco microcámaras que mostrarán información mediante el ordenador central para favorecer una visión de 270º cuando estemos aparcando.

Sinceramente es inevitable pensar que el futuro de la industria pasa por posibilidades como las que promete BMW ConnectedDrive, una serie de propuestas que continúan el legado de la sensación y placer por conducir mientras potencian la seguridad. Una forma más de mostrar que no necesariamente el coche debe conducir por si mismo para que el trayecto sea lo más seguro posible.

Fuente | BMW En Motorpasión Futuro | BMW apuesta por los cuadros con instrumentación digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos