Compartir
Publicidad

Apple prohíbe las aplicaciones para iPhone que informan de puntos de control de alcoholemia

Apple prohíbe las aplicaciones para iPhone que informan de puntos de control de alcoholemia
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Información de Trapster en la Comunidad de Madrid

Una de las más extendidas es Trapster (que también está disponible para dispositivos Android). Otra también muy utilizada es Phantom Alert, muy similar a la primera. Trapster, por ejemplo, tiene ya más de doce millones de usuarios (en todo el mundo). Ambas incluso tienen usuarios en Madrid (y por tanto información de la ciudad).

Estas aplicaciones, gracias a la localización GPS de un iPhone (o de otro smart phone) y Google maps, junto con la información que introducen los usuarios de la comunidad (a modo de reportes que van engrosando una base de datos) sitúan sobre un mapa los puntos de control de la policía tales como radares de velocidad, cámaras de semáforo en rojo e incluso controles de alcoholemia.

No solo deberían de servir para eso. Phantom Alert es bastante más directa y se vende (sí, se vende, no es una aplicación gratuita) diciendo que evita multas de tráfico. Sin embargo Trapster parece que intenta ser un poco más útil, y también recoge datos que puedan ayudar a evitar accidentes (zonas con obras, cruces peligrosos, puntos negros, etc).

Phantom-Alert

Prohibición con matices

En Estados Unidos, a petición de varios senadores, Apple finalmente decide prohibir estas aplicaciones. Apple les ha hecho caso y ha endurecido los criterios para poder incluir aplicaciones en la App Store, y evitar que programas que informen de puntos de control de alcoholemia se distribuyan así.

Hay que recordar que en algunos Estados de USA (ojo, algunos, no todos), como California, los puntos de control de alcoholemia generales (los típicos) se hacen públicos con antelación. Así que el matiz de la prohibición de Apple está en que se prohíben aquellos que informen de controles de alcoholemia que no se hayan publicado (es decir, de los controles "sorpresa"). En otras palabras, que no se chiven de los controles unos usuarios a otros, colgando la información en esas aplicaciones.

Esto es bastante similar a la cuestión planteada sobre los radares aquí en España, hay radares fijos, y su ubicación es pública y conocida, y por tanto un gps puede incluir la base de datos de los mismos e informar dónde están (son los llamados avisadores de radar).

Luego están los detectores de radar (que solo detectan las ondas que emiten algunos tipos de radar) y pueden informar también de radares móviles, y que teóricamente no son del todo ilegales (aunque hay ciertas dudas al respecto, por cierta confusión en la ley correspondiente, que parece dejarlos en una situación un tanto alegal).

Por último están los inhibidores de radar, que sí están prohibidos porque interfieren en el correcto funcionamiento de los radares de control de velocidad (son infracciones muy graves, tanto conducir un vehículo que tenga instalado un inhibidor, como instalar inhibidores).

Autopista

¿Deben o no deben prohibirse?

Y es que si pensamos sobre ello, cabrían dos posibles reflexiones:

  • Estas aplicaciones sirven efectivamente para mejorar la seguridad de los conductores, informando por ejemplo de zonas peligrosas.
  • Estas aplicaciones sirven para ayudar a algunos conductores de dudosa ética a que eludan cumplir las leyes en materia de seguridad vial.

Imagináos el caso particular de un control de alcoholemia del que informe una de estas aplicaciones:

  • Un conductor que hubiera bebido y fuera a coger el coche (y no tuviera una conciencia suficientemente íntegra como para tener claro desde el principio que si bebe, no debe conducir), después de consultar la información aportada por uno de estos programas y ver que hay varios controles de alcoholemia, quizás se decidiera finalmente por no coger el coche, y evitar el riesgo de ser pillado y multado.
  • O todo lo contrario, un conductor que hubiera bebido y fuera a coger el coche, y al consultar con una de estas aplicaciones, y conocer exactamente dónde están los controles, se reafirmase en coger el coche y elegir otra ruta diferente esquivándolos (y de paso poniendo en peligro no solo su vida, sino la de otros conductores o peatones que comparten la vía pública, y que podrían tener la mala suerte de encontrarse con un borracho al volante).

Es un tema controvertido este, y además lleno de matices (puntos de control que son públicos, puntos que son sorpresa). ¿Cómo lo véis vosotros?, ¿deberíamos en España prohibir también este tipo de aplicaciones porque pueden ser más perjudiciales que beneficiosas para nuestra seguridad?, ¿serviría de algo la prohibición?

Vía | CNET Crave Más información | Trapster | Phantom Alert En Motorpasión | Detectores de radar: ¿legales, ilegales o alegales? En Motorpasión Futuro | Gasolineras España, busca el mejor precio de la gasolina (o gasóleo) en tu Android

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos